¿Estamos solos en el universo?

Lo cierto es que son muchos expertos los que se han planteado esta pregunta a lo largo de los tiempos y no han conseguido encontrar ninguna evidencia que lo confirme o que lo descarte. Si el universo es infinito o, por lo menos, es inmenso, es absurdo pensar que somos únicos como especie: podría haber diferentes formas de vida que tuvieran conciencia como nosotros. De hecho, con que un planeta pudiera llegar a albergar agua y unas condiciones de temperatura adecuadas, podría iniciarse la vida como ocurrió en el planeta tierra.

El problema está en que las distancias en el espacio son gigantescas y nosotros no disponemos de los medios adecuados como para poder recorrerlas en un tiempo que se ajuste a nuestro tiempo de vida.

Por esta razón, aunque realmente hubiera un planeta que se pareciera mínimamente a nuestro para albergar vida, tardaríamos muchísimo tiempo en alcanzarlo.

Científicos reconocidos como Stephen Hawkings han encabezado diferentes propuestas con el objetivo de poder intentar localizar vida en otros planetas: aunque las ideas son muy buenas, todavía no han dado resultado es posible que no lo den hasta que pase mucho tiempo.